Astro Tips

EL SOL - NUESTRA GRAN PROYECCION

LA LUNA, TU PASADO, TUS EMOCIONES EN ESTA VIDA

La luna es nuestra energía emocional, es energía totalmente femenina, pero energía dual, porque es contenedora de la luz y  oscuridad, arrastra en su sistema de ADN el pasado familiar, emocional e inconsciente del alma, entender la energía de la luna en la carta astral de una persona es aún más importante que entender las características solares, porque el signo donde se posiciona la luna en el momento del nacimiento, nos va a decir, que arrastra esa persona a nivel emocional, que esconde, a que le tiene miedo, como fue y es su familia, sus antepasados, como ama en silencio, que necesita en una relacion para sentirse seguro, incluso cuales son sueños, podría decirse que la luna es el alma en si misma, pero no seria una verdad absoluta. la persona que entra en el camino del auto conocimiento y tiene el poder de interpretar y aceptar a esta luminaria por signo, casa y aspectos  con otros planetas, le permite a la luz penetrar en su mundo mas intimo, sanando así muchas vivencias pasadas y evitándose muchos infortunios en el amor.
Asociada a nuestras emociones, es el receptáculo de nuestra memoria; significa el pasado, la madre, la necesidad de protección, de que nos cuiden y también de cuidar. Representa nuestras ataduras y las cosas a las que nos sentimos apegados, pero también puede ser donde tenemos un sentimiento de abandono.
La Luna significa todas nuestras vidas pasadas, en ella se encuentran acumuladas todas nuestras memorias de vidas pasadas. Significa nuestros instintos y reacciones espontáneas, va asociada con el espíritu, (el Sol con el alma). Por eso el Sol y la Luna son tan importantes y, aunque el Sol es inmensamente mayor que la Luna, ésta se encuentra mucho más cerca de la Tierra, por lo que da un sentido de igualdad en la influencia. El Sol es como nos mostramos ante los demás y brillamos, la Luna es como vamos hacia los demás, es necesitar a otros, está implicada en nuestro trato con otras personas, nuestros automatismos. La Luna habla de las necesidades básicas, nuestros instintos, nuestras flaquezas y el Sol de nuestra parte heroica, nuestra voluntad.
Fisiológicamente rige al aparato digestivo, linfático, estómago, senos, menstruaciones, fluidos del organismo, embarazos.
 
Psicológicamente está íntimamente conectada a las emociones, afectos y deseos; mediadora entre el pasado y el presente, tiene que ver con los hábitos protectores, conducta instintiva, reacción emocional; las persona con una Luna fuerte tienden a irse al pasado.
 
El Sol es el lado consciente.
La Luna es el lado inconsciente de la naturaleza.
El Sol es activo, masculino, luminoso, representa la voluntad y conciencia de la vida, lo que brilla.
La Luna es pasiva, femenina, introvertida, receptiva, símbolo de lo oculto y lo inconsciente, la infancia y el mundo de las ilusiones.
El Sol es claro, racional, consciente.
La Luna es difusa, irracional, inconsciente, imaginación, emociones profundas, ritos, magia, apegos, recuerdos, pasado, vidas pasadas.
El Sol es destino en el sentido de lo que la voluntad individual está creando.
La Luna es el destino que se está obligado a aceptar debido a las reacciones instintivas.
La Luna es la familia en general, madre en particular, la patria, las raíces. Rige el signo de Cáncer y la Casa IV.
 
Según la relación que hay entre el Sol y la Luna, muestra la conexión de la persona con el medio ambiente y el público en general. La Luna son nuestras emociones, la necesidad de seguridad.
 
LA LUNA POR ELEMENTOS

 

Según el elemento en el que se encuentra, la Luna reacciona de diferente manera:

 

  • Luna en FUEGO: Reacciona con acción directa y entusiasmo, se siente bien consigo mismo al expresar confianza y fuerza.

  • Luna en TIERRA: Reacciona con firmeza y estabilidad. Se siente cómodo consigo mismo, siendo productivo y trabajando para conseguir determinados objetivos.

  • Luna en AIRE: Con previsión y evaluación objetiva. Se siente cómodo consigo mismo al expresar ideas y en la interacción social.

  • Luna en AGUA: Con sensibilidad y amor. Se siente cómodo consigo mismo cuando sus sentimientos están profundamente implicados en algo o alguien.

 

LA LUNA EN LOS SIGNOS

 

La Luna es nuestra carta es la parte sensible y según el signo en que se encuentre ubicada, reacciona con un tipo de sensibilidad diferente, acorde con la tónica del signo en que se halle. Nos muestra cómo experimentamos a nuestra madre, o también cómo somos como padre o madre.

Señala cómo respondemos instintivamente a los acontecimientos y al entorno, muestra una manera de ser que nos da seguridad.

 

LUNA EN ARIES

 

Puede significar la competencia y el enfrentar las situaciones con una cierta violencia o agresividad, es el tener que imponerse y pelear pues solamente se cuenta con uno mismo; hay un gran apego a la personalidad, a la propia individualidad, a la capacidad de ser mejores o no. Necesita autoafirmarse  a fin de sentirse emocionalmente segura. Reacciona con agresividad, impaciencia, vigor, directa y competitivamente. Busca proteger más que ser protegida. Es voluble, brillante y muy aguda aunque no le es fácil concretar, pues no es perseverante y no le gustan los detalles. Es ambiciosa. Debe aprender a imponerse de una forma equilibrada, reafirmar la personalidad sin agredir.

 

Si la Luna tiene malos aspectos, puede haber problemas a la hora de tomar iniciativas, complejos de inferioridad, se busca la aceptación a través de otras personas. A la Luna en Aires, Libra (el signo opuesto), le enseña a unirse con otros y formar un todo, dejar el Yo soy para pensar en nosotros.

 

La madre del nativo con Luna en Aries es una mujer muy fuerte, dominante, beligerante y poco cariñosa, no es la madre protectora, tierna, sino una mujer que se impone.

En la carta de un hombre, necesita a una mujer colaboradora que sepa dar respuesta inmediata a las circunstancias, una mujer luchadora con iniciativa y coraje.

 

En la carta de una mujer, podrán poseer algunos rasgos viriles y hasta es posible que tenga que combatir consigo misma, para identificarse con su feminidad. Desean que su compañero tenga personalidad y sepa luchar por sus propias iniciativas.

 

LUNA EN TAURO

 

Tiene apegos a lo material, a la seguridad, el buscar un estilo de vida tranquilo que puede llevar a un exceso de rutina, se crean hábitos de rutina por mucho tiempo. Puede haber una dependencia a lo que se tiene, de ahí la acumulación por una necesidad de estabilidad. Reacciona despacio, con estabilidad y aplomo. Muy apegada a principios y creencias; piensa mucho antes de involucrarse en una situación emocional, son fieles y afectuosos, protectores y tradicionales. Poseen fortaleza Casa y emocional.

 

Con malos aspectos, puede generar avaricia por exceso de acumulación. A la Luna en Tauro, Escorpio le enseña a desechar periódicamente lo que no sirve, el no acumular, el perder ciertas posesiones, el desapego.

 

La madre del nativo con la Luna en Tauro es nutridota, se ocupa de las necesidades de confort del niño; son celosas, obstinadas, intolerantes con las ideas de otros.

 

En la carta de un hombre, posee una visión conservadora y tradicional respecto al papel de la mujer; prefiere que su compañera se ocupe bien de la Casa y la familia, que sea madre y esposa capaz de convertirse en una especie de seguro para la familia.

 

En la carta de una mujer, suele ser sensual y exuberante, prefiere un marido fiel y trabajador. Será importante que le haga saborear la vida dentro de sus posibilidades.

 

LUNA EN GÉMINIS

 

Actúa a escala relacional, comunicacional, de intercambio con otras personas. En ocasiones puede ser oportunista, cambiando de orientación en la vida para la consecución de un provecho. Puede ser superficial no profundiza en las situaciones, no terminar lo que comienza, variar según las circunstancias pero tiene una gran capacidad de adaptabilidad y cambio. Puede significar apegos con hermanos, o al medio ambiente próximo. Significa alegría, un buen intelecto, buena capacidad para comunicarse con los demás, Conversador. Tiene a hacer más de dos cosas a la vez para no aburrirse. Razona más que sentir, pues es una Luna más bien fría, no es intuitiva pero si muy observadora, con reacciones rápidas y gran curiosidad.

 

La madre del nativo con la Luna en Géminis es emocionalmente aislada, fría, habladora y poco cariñosa.

 

En la carta de un hombre, se relacionará con mujeres ingeniosas, intelectuales, con ganas de aprender. Es probable que encuentre a su pareja vinculada a estudios y con muchas características geminianas.

 

En la carta de una mujer, le gustará demostrar su inteligencia, conocimientos y habilidad para discutir. Necesita una pareja a su altura intelectual o de la pueda admirar su entendimiento.

 

LUNA EN CÁNCER

 

La Luna en Cáncer: Se encuentra en su domicilio y significa protección, ternura, el alimentar, proteger, son fuertes ataduras familiares, al pasado. Emocional y sensible más que pasional. Esconde los sentimientos tras un caparazón. Es intuitiva, muy influenciable, no le gusta el despilfarro. La relación con la madre es muy estrecha. Susceptibles a los cambios lunares, con gran hipersensibilidad y espíritu protector.

 

Con malos aspectos puede significar abandono familiar, la enseñanza viene de Capricornio para aprender la parte responsable, profesional, vivir en el mundo y el sentido de la respetabilidad.

 

La madre del nativo con la Luna en Cáncer, es nutridora, cariñosa, muy maternal.

 

En la carta de un hombre, puede ser tímido y da la impresión de que necesita ser cuidado, pero también es una persona luchadora y capaz de superar todos los obstáculos. Necesita una mujer capaz de sacrificarse por la familia, que sea entregada y con espíritu protector.

 

En la carta de una mujer, es extraordinariamente femenina y despierta sentimientos de dulzura. Busca un compañero seguro de sí mismo y que al mismo tiempo sepa tratarla con cariño. Puede ser una madre y esposa ideal.

 

LUNA EN LEO

 

Leo quiere lograr la admiración de los demás. la Luna significa cómo se expresan las emociones y con la Luna en Leo, puede significar dramatismo, llamar la atención. Pomposas, algo extravagantes, dramatizan las emociones. Cuando se deciden por una acción, no aceptan crítica ni consejo. Generosa, abierta, amigable, dicharachera; busca reconocimiento y aplausos. Con capacidad de liderazgo y confianza en sí misma.

 

Con malos aspectos podría haber autoritarismo, adulancia, vanidad, querer llamar la atención. Aprenderá de Acuario que todos somos iguales, no el ser especial sino uno más.

 

La madre del nativo con la Luna en Leo es fuerte, dominante, más padre que madre; dan educación masculina, son sobreprotectoras, con bases religiosas y morales.

 

En la carta de un hombre, necesita una mujer brillante en algún sentido, que sea capaz de ganarse la admiración por parte de la sociedad pero que, al mismo tiempo, le trate como un ser sumamente especial, con todo el respeto y admiración.

 

En la carta de una mujer, sabrá captar la atención de los demás porque hay algo divertido en su carácter o manera de ser que le distingue. Aunque es coqueta y le gusta dar buena imagen, nunca se olvida de los suyos, es generosa. Espera que su pareja le admire y le de un trato preferente.

 

LUNA EN VIRGO

 

Es fría, calculadora, se retrae en sus emociones, temor a ser discriminado. Es el espíritu analítico, lógico, de emociones racionalizadas, crítica. Enfría las emociones, selecciona mucho a las personas, le cuesta demostrar su sensibilidad. No es una buena posición para la Luna. Le es más fácil obedecer que dirigir, analiza sus experiencias que pueden volcarse para servir a otros. Se adapta a los estímulos de una manera práctica. Sus cualidades mentales (Mercurio), son objetivas y prácticas. No es una Luna que destaque sexualmente pero puede destacar en los negocios. Podría ser psíquica o intuitiva.

 

La madre del nativo con la Luna en Virgo es estricta, fría, crítica, exigente y organizada.

 

En la carta de un hombre, necesita a una mujer ordenada y metódica, a ser posible servicial y con cualidades tradicionales. Los sentimientos puedes estar un poco apagados a favor del sentido práctico.

 

En la carta de una mujer, será muy importante que su pareja sea una persona trabajadora y con cabeza, es probable que busque un compañero de trabajo. Es una mujer inteligente y exigente que espera algo más como razonar y planificar juntos.

 

LUNA EN LIBRA

 

La Luna en Libra mira todo a través de la belleza, de la apariencia, puede haber dependencia a una relación, con la necesidad de saber qué opinión tienen de ella los demás; necesita que la quieran, que le presten atención y le muestren afecto y amor. Puede haber apego a un relación, se vida demasiado por y para otros. Son sensuales, disfruta de las cosas buenas de la vida y busca en la pareja esa armonía, ocasiones compartidas; aprecia un lugar hermoso con compañía agradable y refinada. Le disgusta los gritos y música más que el ejercicio. Tiene una necesidad fuerte de relacionarse pero las emociones y sentimientos son escasos.

 

Con malos aspectos puede haber abandono de alguna relación, soledad afectiva por lo que hay que aprender de Aries a afirmar la personalidad, la individualidad, hacerse fuerte en la vida y no vivir la prolongación de otra persona.

 

La madre del nativo con la Luna en Libra, es una mujer hermosa Casamente, que inculca modales y reconoce la belleza artística y natural.

 

En la carta de un hombre, busca a una mujer que sea su otra mitad y con la que hablar y sopesar sus ideas, con elegancia y de buen gusto; su mujer ideal debe ser capaz de crear armonía a su alrededor, tanto en la relación personal como en la social; atrae a una mujer sociable, más fina y bonita que servicial y práctica.

 

En la carta de una mujer, suele tener clase y destacar en sociedad. Tiende a comprometerse con todo cuanto ocurre a su alrededor, a veces más de lo que quisiera, porque en el fondo desea tranquilidad. Necesita una pareja con inteligencia y poco conflictiva pero que al mismo tiempo sepa cortejarla.

 

LUNA EN ESCORPIO

 

Es una Luna de ataduras profundas, tiene curiosidad por lo oculto, le gusta lo desconocido, misterioso y privado; puede estar muy apegado a la necesidad de dominar o ser dominado por otra persona, es lucha de poder, el conocimiento instintivo de las personas. Apegos sexuales ya sea por querer o por ser rechazados. Es buena posición para psicólogos, psiquiatras, porque Escorpio busca lo que hay bajo la superficie de cada persona. Es una Luna manipuladora. Los sentimientos son profundos e intensos, es introspectivo, dominante y agresivo. Posesivo en la familia, puede ser celoso y rencoroso. Jamás olvida los insultos recibidos. Consigue lo que desea por fuerza de voluntad.

 

Con malos aspectos, puede tener ataduras generadas por odios y rencores, puede haber profundas crisis. La enseñanza de Tauro es comenzar a disfrutar de las cosas bellas de la vida, no estar siempre a la defensiva.

La madre del nativo con la Luna en Escorpio, es dominante, posesiva, intensa y  muy controversial; con malos aspectos puede ser alguien represora, cruel, a quien se tiene rencor.

 

En la carta de un hombre, prefiere a las mujeres seductoras, sensuales, a ser posible un poco misteriosas o con un halo de espiritualidad. Necesita que la mujer sea una maravilla en la cama. Atrae a la mujer magnética pero celosa y posesiva, si está mal aspectada.

 

En la carta de una mujer, es luchadora y capaz de resolver cualquier tipo de problema; suele ser sexy. Quiere que su pareja tenga una gran personalidad, que sea un hombre de carácter y al mismo tiempo, compañero para disfrutar las pasiones de la vida.

 

LUNA EN SAGITARIO

 

En el signo de Júpiter, da optimismo, expansión, generosidad, la filosofía; cuando está bien aspectada es la búsqueda de la verdad, de generosa sensibilidad, le atrae la filosofía o la religión, se puede vivir en exceso el dogma o es la posición del maestro. También pueden ser las fiestas, el derroche, el espíritu aventurero. Románticos, buscan la vida fuera de lo común que justifique lo que siente. Es una Luna abierta, amistosa, algo ingenua, le falta continuidad, confianza, responsabilidad. Necesita libertad. Son indiscretos y con falta de tacto. Tienen inclinación por lo extranjero, el turismo, deporte, el aire libre. Debe aprender de Géminis, a separarse del dogma personal y aprender cosas nuevas.

 

La madre del nativo con la Luna en Sagitario, es mujer que tiende a vivir su vida, dejando al niño entregado a sus propios recursos, dándole lo que piensa que necesita. No se percibe como una madre cariñosa ni entregado a los hijos.

 

En la carta de un hombre, necesita una mujer alegre y dispuesta a viajar constantemente, ya sea de forma Casa o intelectual, a través del conocimiento. Tiene muchas posibilidades de relacionarse con mujeres extranjeras; atrae mujeres liberales en el amor.

 

En la carta de una mujer, con frecuencia tiene apariencia de amazona. Es una persona independiente, conquistadora y con necesidad de espacios libres. Necesita un hombre con conocimientos o que haya acumulado interesantes experiencias en su vida, porque le encanta aprender.

 

LUNA EN CAPRICORNIO

 

Es rígida y disciplinada, muy atada a la responsabilidad, con actitud dura, severa, distante de otras personas, no muestra las emociones, las oculta. Está siempre pendiente de la responsabilidad. Significa que todas las responsabilidades sobre todo las familiares, caen sobre esa persona, sin contar con nadie. Esta Luna da frialdad y reserva. Es conservadora, de fuertes emociones materiales y práctica. Es prudente y trabajadora.

 

Con malos aspectos, es ambiciosa, con fuerte deseos de seguridad y posición social; egoísmo, poder a cualquier costo. Esta Luna debe aprender a ser tierna, a no regañar, a proteger, a mimar.

La madre del nativo con la Luna en Capricornio, es exigente, le ha querido pero no de la forma que desease que le quisieran.

 

En la carta de un hombre, sus principales objetivos son de tipo social y profesional, el compromiso será después. Necesita una mujer sofisticada, discreta y disciplinada; suele tener una visión clásica y conservadora de la relación de pareja. Atrae a cónyuge de carácter serio, poco demostrativa de sus afectos.

 

En la carta de una mujer, será trabajadora y le gustará el orden en la Casa. Necesita una pareja sensata y responsable, a ser posible que haya alcanzado cierto status social y profesional.

 

LUNA EN ACUARIO

 

Es una Luna que quiere ser libre e independiente, sin compromisos con ninguna otra persona; es importante ser o sentirse diferente a los demás, por lo que puede haber frecuentes rupturas. Acuario es la indiferencia, significa que esta Luna emocionalmente no siente apego a nadie, por lo que el compromiso estable se hace muy difícil.

 

Con malos aspectos, puede ser errática, retraída, testaruda y perversa, con tal de conseguir la libertad que quiere. Debe aprender de la nobleza de Leo, el dejar de ser indiferente.

 

La madre del nativo con la Luna en Acuario, es original e independiente, fuera de lo común, más amiga que madre, aunque algo fría.

 

En la carta de un hombre, buscará una mujer que no lo atrape, con la que tenga bastante margen de libertad. Es posible que su mujer sea atípica o rara en algún sentido. Necesita sobre todo una amiga. Atrae a mujeres intelectuales e independientes.

 

En la carta de una mujer, es inteligente, abierta y liberal al menos en sus ideas. Aunque puede parecer fría, es romántica. Necesita un hombre inteligente, que sepa darle estímulos nuevos y la valore.

 

LUNA EN PISCIS

 

Es una Luna con un alto grado de sensibilidad, conecta con el mundo espiritual. Puede actuar de antena absorbiendo las emociones de los que le rodean; necesita fortalecer la voluntad para contrarrestar el impacto de las vibraciones de otros. Lleva a la soledad, a encerrarse, a no querer relacionarse con nadie, con profunda melancolía. También lleva a querer ayudar, servir a los demás, siente simpatía  por el más débil: sufren a través de las emociones. Es una persona receptiva, bondadosa, psíquica y con tendencias mediúmnicas. Buena posición para músicos y artistas. Es una Luna llorona, se queja por todo, vulnerable, tiende a compadecerse de sí misma y a disculparse repetidamente.

 

Con malos aspectos, da promiscuidad, drogadicción, delincuencia, evasión; fuerte tendencia a la dependencia, puede caer en el parasitismo. Físicamente no muy fuerte, puede ser neurótico o sicótico, muy susceptible. Debe aprender de Virgo a trabajar y dejar de ser tan sensible, enfriar y racionalizar sus emociones.

 

La madre del nativo con la Luna en Piscis, es bastante confusa, quejona y poco clara. A veces, el niño no tiene una idea precisa de la identidad de la madre, siendo criado por los abuelos, tías o hermanas mayores.

 

En la carta de un hombre, necesita una mujer dulce y femenina, prefiere a mujeres que lo mimen y comprendan el sufrimiento que ellos arrastran; atrae a mujeres de carácter sensible y sentimental.

 

En la carta de una mujer, es delicada, romántica, soñadora, siente atracción por lo mágico y sobrenatural. Necesita un hombre con sensibilidad especial.

 

 

LA LUNA EN LAS CASAS

 

La Casa donde esté ubicada la Luna, indica dónde somos sensibles a las necesidades e influencias ajenas y cómo respondemos a ellas. El dominio de la Luna en el sector de la vida donde nos refugiamos, cuando necesitamos un descanso. Lo que nos atrae hacia la esfera donde se aloja la Luna, es una necesidad de pertenencia, consuelo o seguridad.

 

La Casa donde está emplazada la Luna, indica dónde es probable que tropecemos con circunstancias fluctuantes, altibajos, estados anímicos diferentes. Es el sector donde podemos exhibir un comportamiento regresivo, infantil, inseguro. Con aspectos positivos, nos mantenemos en contacto con el lado emocional e instintivo de la vida, donde se manifiestan las inclinaciones y recuerdos útiles que sirven de apoyo a la existencia.

 

LUNA EN LA CASA I

 

Señala a una persona extremadamente sensible, que necesita de la seguridad de otras personas. Mientras el Sol ejerce una influencia dinámica en el medio ambiente, la Luna en I se inclina a mantenerse unida a la madre y al medio ambiente. Pueden estar tan limitados por sus propias necesidades, sentimientos y complejos emocionales, que son incapaces de considerar la vida o al prójimo con objetividad. La Luna necesita la opinión de otros para definir su personalidad, por lo tanto, puede ser una personalidad un tanto sumisa y toda su vida estará llevada por grandes cambios.

 

Todos los Planetas en la Casa I, la Casa de la personalidad, aporta las características al que representa. Así, la Luna hace que la persona se comporte como si fuera un canceriano, (el Sol = Leo; Marte = Aries, etc.) y va a tener todas las características de Cáncer.

 

La Luna en la Casa en la que se encuentre, va a representar altibajos, fluctuaciones emocionales. La Luna son emociones pero se tiñe de la tónica del signo en que se encuentre. De acuerdo a los emplazamientos por signos, la Luna proporciona energía a las respuestas emocionales, instintivas y sensoriales del individuo. La persona irradia sensibilidad, receptividad, apertura infantil, (a menos que sea modificada por los aspectos)

LUNA EN LA CASA II

 

Las ataduras primordiales son a la vida material, el tener, es una necesidad de seguridad pero puede haber fluctuaciones en el ámbito económico. La Luna en Casa II no promete una gran riqueza, a menos que se encuentre Júpiter en esta Casa. También indica fuertes ataduras emocionales por las cosas, apegos a los objetos, especialmente heredados o vinculados a personas importantes, por lo que puede haber depresiones por pérdidas de cosas. Es frecuente que posea reliquias o antigüedades, o cualquier cosa relacionada con el pasado. Es posible que acepte el sistema de valores de la familia o de quienes le rodean.

 

LUNA EN LA CASA III

 

La Luna en la Casa III, dependiendo del signo en que se encuentre puede expresar:

  • Aire, intelectual, necesidad de aprender.

  • Fuego, necesidad de actuar y expresar

  • Agua, necesidad emocional, protección

  • Tierra, necesidad de estabilidad, de asentarse.

 

Son ataduras, tiene que ver con el que dirán, el entorno inmediato, la vida cotidiana, lo que pensarán los demás de uno mismo. Habla de la gran importancia que tiene el medio ambiente próximo, le da una gran importancia a los estudios con una gran necesidad de aprender, de saber. Refleja el entorno y se deja configurar por él, siendo posible que sientan cierta dificultad en distinguir entre sus pensamientos y los pensamientos de quienes le rodean. En ocasiones, es posible que crean ser objetivos y racionales, cuando en realidad, están reaccionando sobre la base de un complejo emocional, las situaciones están teñidas de su estado de ánimo emocional. Genera inestabilidad constante en el medio en que vive.

 

La Casa III es la Casa de los hermanos, lo que puede indicar apegos o una fuerte necesidad de los hermanos. Es probable que consigan el consuelo y la seguridad por medio de los hermanos, o que hayan tenido que hacer de madre de algún hermano, o que la relación con la madre, se haya dado más en términos de hermana mayor que de madre.

 

La Casa III también significa los viajes cortos, los desplazamientos. Con la Luna en esta posición, puede generar muchos desplazamientos.

 

En el aspecto intelectual, la Luna maneja la mente en función de sus emociones. La comunicación puede ser introvertida; si se encuentra mal aspectada, puede generar problemas de comunicación o relacionales.

 

LUNA EN LA CASA IV

 

Señala apego a la familia, a la seguridad de la familia. Hay ataduras con las raíces, el hogar, la necesidad de seguridad en el hogar. Puede señalar mudanzas, cambios de domicilio, la búsqueda de un hogar propio. Siempre la salida de las situaciones es retornar a Casa, al hogar familiar, aún cuando tenga su propia familia, es probable que acuda a su familia de origen a la mayor dificultad. Necesitan que el hogar sea una especie de retiro o santuario. La Luna mal aspectada en la Casa IV, puede indicar carencia de padres o adopción.

 

LUNA EN LA CASA V

 

Como expresión de los hijos, significa una atadura a los hijos, búsqueda de la seguridad de los hijos, no busca protegerlos. A menos que la Luna esté mal aspectada con Saturno u otro planeta exterior, es normal que exista el deseo de tener hijos. Si está mal aspectada, puede generar esterilidad o problemas a la hora de tener hijos. Es posible que repita con sus hijos las mismas pautas establecidas con su madre durante el crecimiento, (por ej: si no le gustaba su madre, teme que sus hijos sientan lo mismo). La Luna suscita evocaciones y recuerdo antiguos.

 

Con respecto a la creatividad, las ataduras son a las propias obras, genera un lazo muy fuerte con sus creaciones. Con frecuencia la expresión artística es innata y natural, sin tener que demostrar nada. Lo que la Luna debe aprender en este sector, es desprendimiento. Puede haber inestabilidad en el ámbito creativo, momentos de máxima creatividad y momentos en que decae.

 

LUNA EN LA CASA VI

 

Fluctuaciones en el ámbito laboral, inestabilidad laboral, apego al trabajo. Es la persona que constantemente está haciendo algo, se siente seguro en la rutina diaria y servir a las necesidades del cuerpo. Experimentan la necesidad de sentirse emocionalmente comprometidos con el trabajo, que les permite interactuar con otras personas. En ocasiones, se encuentran complicados con la vida personal de colaboradores o sirvientes. Les gusta satisfacer las necesidades prácticas y emocionales de otras personas y se adaptan bien a cualquier empleo, en que puedan desarrollar el rol materno.

 

La Casa VI también es la salud, la Luna bien aspectada, indica muy buena salud. Mal aspectada, puede indicar enfermedades crónicas. Se debe prestar especial atención a las enfermedades que se puedan heredar. La salud variará de acuerdo a los estados de ánimo. Se debe cuidar la dieta.

 

LUNA EN LA CASA VII

 

Significa apegos a las relaciones, al matrimonio como relación más importante, o a cualquier otro tipo de relación en general. Puede ser hipersensible o adaptarse en exceso a las necesidades de su pareja, con lo que su identidad resulta condicionada por lo que otras personas quieran que sea.

 

Inversamente, puede que se pareja esté buscando una madre. Si se confunde de esta manera, en la relación se plantean infinidad de problemas, incluyendo el considerar la relación con su pareja del tipo incestuoso, ya que la relación con la madre es tabú.

 

Es probable que busquen el matrimonio por la seguridad que ofrece y la promesa de una familia, un hogar cálido y acogedor. La pareja puede necesitar un tipo de atención y cuidado que se brindaría a un bebé.

 

La Luna es popularidad por lo que en la Casa VII, importa mucho la opinión o aprobación de otras personas. Mal aspectada, indicaría impopularidad o incapacidad de Casarse.

 

LUNA EN LA  CASA VIII

 

El poder sobre otros, en el sentido de dominar o ser dominado. La Casa VIII es la zona de las crisis y transformaciones, la persona se encontrará a sí misma a través de esas transformaciones. Es el sector del medio, de las pérdidas, por lo que puede indicar pérdidas familiares importantes.

 

Existe apego sexual que hay que madurar. Es probable que las primeras experiencias con el sexo o la muerte, hayan afectado profundamente el carácter de estas personas, que tienden a buscar el contacto o intimidad sexual por la seguridad emocional. Generalmente, responde bien a las necesidades sexuales de la pareja y es probable que no tenga dificultad en adaptarse a ellas.

 

Tienen una natural capacidad para ayudar a otros a descubrir el sentido de su propio valor o dignidad.

 

Con malos aspectos, divorcios, separaciones o finales complicados que provocan un grado de angustia superior a lo normal, aunque por este tipo de crisis pueden descubrirse recursos y dones todavía insospechados.

 

La Luna en Casa VIII proporciona un psiquismo muy fuerte, da una apertura innata y una especial afirmación con fuerzas ocultas que operan personal o colectivamente. Lleva a la persona a preguntarse sobre las leyes del karma y cómo funciona.

 

LUNA EN LA CASA IX

 

Tiene que ver con el exterior, el extranjero, la filosofía y/o el pensamiento superior. La persona puede vivir en un país diferentes al de su origen o Casarse con un extranjero, puede haber gusto por culturas extranjeras.

 

Hay una natural receptividad hacia lo que sea filosofía o religión y una captación intuitiva de conceptos y símbolos, los sentimientos dan acceso a aquello que la mente  no puede comprender racionalmente. Mal aspectada, señala problemas con mujeres de parentesco político.

 

LUNA EN LA CASA X

 

Tiene que ver con la profesión, el status, el ascender. La Luna indica altibajos en la profesión, aunque es una buena posición para la persona que tiene trabajo relacionado con el público. Señala responsabilidades en el ámbito familiar.

 

En la carrera o profesión pueden reflejarse cualidades maternales, los problemas relacionados con la carrera, movilizarán o dejarán al descubierto sentimientos y emociones. El jefe u otra figura de autoridad, puede convertirse en blanco de problemas pendientes con la madre, o figuras familiares en general.

 

LUNA EN LA CASA XI

 

Tiene que ver con los amigos, maestros, etc., es la persona que es protectora con los amigos. Tiene que ver con asociaciones o grupos. La Luna en Casa XI es la que hace que todos se sientan bien, es probable que le guste hacer de madre con los amigos y recibir su apoyo cuando los necesiten. Puede haber ataduras al espíritu de equipo; incita a buscar seguridad, consuelo y una sensación de pertenencia por medio de amigos, grupos y organizaciones. Como son muy impresionables, deben ejercer cierta discriminación en la elección de personas o círculos a los que se vinculan. Sus objetivos y ambiciones, suelen fluctuar con el estado de ánimo y quizás de dejan influir muy fácilmente, por la opinión de otros en lo referente a lo que es mejor para ellos.

 

La Luna en signo mutable (Géminis, Virgo, Sagitario o Piscis), da muchas relaciones pasajeras y menos amistades perdurables. Para el hombre o la mujer, señala buenas relaciones con el sexo femenino. Mujer con la Luna mal aspectada, indica dificultad en las relaciones con mujeres. Madre más amiga que mamá.

 

LUNA EN LA CASA XII

 

Sirve desinteresadamente a los demás, con capacidad natural de interesarse por quines están disminuidos o limitados en algún sentido. Al igual que la Luna en Piscis, da una gran capacidad de percepción, mediumnidad, da posibilidades de encontrar una vía espiritual. Pero también puede aportar tendencia al escapismo, evasión, comportamiento parasitario. Así mismo, puede señalar separaciones de la familia o malas relaciones con la familia, desprendimiento total de la familia, relación compleja o poco usual con la madre.

 

Puede señalar fobias, complejos o una gran hipersensibilidad emocional. Una apertura y vulnerabilidad psicológicas innatas, absorbe lo que circula en la atmósfera y es posible que crean que sus vivencias responden a sus propias emociones, cuando en realidad han absorbido  la de otras personas. La raíz de los problemas emocionales se hunde en el inconsciente. Las dificultades psicológicas pueden derivarse de la infancia, o incluso vivencias prenatales. Igualmente señala, acceso directo a la intuición y a recursos interiores.

© 2020 by Kati B.

  • Instagram
  • Twitter

Powered by #JTech